La delegación: una forma de desarrollar el Talento.

¿Cuántas veces hemos oído la frase “si quieres que las cosas se hagan bien hazlas tú mismo”? y ¿cuántas veces habremos escuchado  a compañeros y/o colaboradores nuestros quejándose de falta de tiempo? Y ¿cuantas y cuantas veces hemos oído a un sinfín de empresas quejándose de falta de talento, de falta de gente preparada en sus organizaciones? …

Pues bien, hay una herramienta de management que todavía a mucha gente le cuesta utilizar, como si con esa herramienta se fueran a pillar los dedos, como si esa opción les diera miedo a que les hagan sombra, como si les generara  falta de confianza, como si pensaran dar demasiado poder,… Estoy hablando de algo tan simple como la DELEGACIÓN ¡!

Yo soy de los que creo firmemente en esta manera de trabajar con mis equipos, solo por enumerar algunas de las consecuencias positivas que esto me ha aportado:

·        Genera implicación y compromiso en el proyecto común.

·        Genera responsabilidad en el  colaborador.

. Desarrolla habilidades.

·        Favorece la comunicación y el intercambio entre los miembros del equipo.

·        Sensibiliza a la medición de resultados vía KPi´s

·        …

Los principales efectos de todo ello son evidentes! Además de mejorar como managers en nuestra eficiencia y productividad, detectamos el talento oculto en nuestras compañías y lo desarrollamos, preparando así nuestros futuros sustitutos, nuestros futuros jefes, nuestros futuros lideres ¡!

Algunas cosas que mi experiencia me ha enseñado que hay que tener  en cuenta para manejar la DELEGACIÓN de manera eficaz y productiva son:

·        Coordinarlas las diferentes misiones (delegaciones) del equipo.

·        Formalizar su contenido y dotarla de indicadores de resultado (KPI´s).

·        Determinar el terreno de juego de la misión. ¿Qué puede decidir en autónomo nuestro colaborador y qué no?, ¿con qué autoridad le dotamos?, ¿qué margen de maniobra?,..

·        Definir el presupuesto de la misión.

·        Elaborar un planning.

·        ¿Hay necesidad de formación, acompañamiento,…?

·        ¿Cómo yo, manager, lo voy a seguir? Equilibrio entre control & confianza.

·        ….

Pero sobre todo CUIDADO ¡!! , no caigamos en la trampa del pasar “marrones”, ya que en este caso los efectos serian totalmente contrarios a los descritos anteriormente.

Yo estoy convencido que esta es una de las claves del éxito y no solo en el corto plazo sino para asegurar el futuro de nuestras empresas a través de lo más valioso que tenemos, EL CAPITAL HUMANO!

Espero que os haya servido de algo, estoy a vuestra disposición y encantado de recibir vuestros comentarios.

Un abrazo a tod@s