Se buscan líderes para tiempos exigentes.

Me gustaría lanzaros algunas reflexiones sobre liderazgo en entornos tan complicados como los que estamos viviendo. Reflexiones sobre el liderazgo necesario hoy en día.

Seguro que estáis de acuerdo conmigo en que es precisamente cuando el barco está en medio de una tormenta, que se necesita un buen patrón.

Dice el refrán “Nunca un mar en calma hizo experto al marinero”.(me encanta esta frase)

En contextos tan volátiles, tan imprevisibles, con tanta incertidumbre es muy fácil dejarse llevar por el negativismo y la pesadumbre.

Yo lo estoy viendo a mi alrededor, la gente está gris, apática,…y con razón!

Sin embargo, está en cada uno de nosotros decidir cómo queremos afrontar esta tormenta y aquí es donde el líder de una organización tiene que tomar la iniciativa. Primero cambiando el enfoque el mismo y luego ayudando a su entorno a hacerlo.

Era Marcel Proust quien decía: “aunque nada cambie, si yo cambio, todo cambia”. Describe muy bien la situación. Que aunque no podamos cambiar el contexto en el que estamos SI podemos elegir nuestra manera de afrontarlo y eso mismo hace que se abran nuevos horizontes, nuevas perspectivas,…

 Es la ocasión en la que el líder tiene que aparecer. Sobre todo con su actitud, con C mayúscula.

Una actitud:

  • Positiva, aunque con los pies en el suelo.
  • De Confianza en si mismo: Desde la raíz, desde sus valores, expresándolo a través de sus comportamientos.
  • Con Tranquilidad/serenidad/equilibrio. El líder debe mantener una línea emocional estable, no se puede dejar llevar por la euforia, pero tampoco bajar a los infiernos.
  • Con Coraje, que no significa no tener miedo. Significa valor para enfrentarse a las dificultades.

Y os puedo asegurar que todos estos atributos se contagian. El líder los va a trasladar a sus colaboradores, a sus proveedores, a sus clientes y hasta a sus familiares ¡!.

Por eso déjame darte, para terminar, 7 ideas, básicas.

Son cosas de sentido común, pero a veces las obviamos:

  1. Es una buena ocasión para hacer vivir la “cultura de empresa”,

“Somos lo que hacemos” decía Eduardo Galeano.

Haz vivir los valores de tu empresa y los tuyos, es una clara situación donde se tienen que demostrar y hacerlos vivir. La transparencia, la honestidad, el trabajo en equipo, la responsabilidad…

2. Aumenta la comunicación. Si antes ya comunicabais, ahora más!!. Por ejemplo, con cafés virtuales, con gacetas semanales, con todo tipo de información, también simpática, familiar, distendida…que quiten tensión.

3. Transmite confianza, que tu gente vea que tienes todo lo más controlado posible…aunque no lo tengas!!

4. Traslada mensajes en positivo. SONRIE!

5. Agradece y protege a los tuyos, sobre todo si están en primera línea.

6. Facilita y ayuda en todo lo posible a la gente que tienes trabajando en casa. Facilitándoles el wifi, sillas cómodas, horario adaptado a la situación familiar, sorpréndeles enviándoles a casa un desayuno antes de empezar una Reunión de mañana…

7. Y por último, y lo más importante. Aunque pases por momentos duros, NO te resignes, apóyate en tu equipo para innovar, buscar alternativas,…

¡Nunca podremos elegir lo que la vida nos echa encima, pero si podemos decidir la actitud con la que nos enfrentamos a ello!

¡Recibid un abrazo muy fuerte y os deseo de corazón que consigáis salir de esta tempestad con salud y además transformados!