Las palabras dichas en el momento y en el lugar oportuno

Esta semana he tenido que tomar la palabra en un entorno poco corriente para mi , tomé la palabra primero con el corazón y después con lo razón y el mensaje caló , llegó .Una palabra puede ser más potente que una lluvia de misiles, porque una palabra dicha, o no dicha, gritada o susurrada puede desatar una revolución.

Uno no se da cuenta de todo lo que tiene para decir hasta que empieza a decirlo. Las palabras están ahí, atrapadas en tu cabeza, quieren salir, quieren ser dichas, quieren ser gritadas.

Uno cree que las palabras dan respuestas, pero dan algo más poderoso: preguntas.

Decir algo es muy potente, pero más potente aun es no decirlo. Porque el silencio también tiene palabras, pero son palabras guardadas, elegidas, que esperan pacientes el momento de ser reveladas.

Pero las palabras cuando llegan te despiertan.

Las palabras son pensamientos que se convierten en acción.  Actuar es mi palabra favorita, porque no se dice, se hace.  Espero que mis palabras hayan provocado o provoquen acciones diferentes a los que me escucharon . Muchas gracias por escuchar MIS PALABRAS.

Gracias a Leire por el video.