Todos sembramos una semilla cada día con cada acto





La novela de Jean Giono que fue escrita alrededor de 1953, es poco conocida en Francia, leerla en francés es un gusto. El texto se pudo recuperar gracias a que contrariamente a lo que sucede en Francia, la historia ha sido ampliamente difundida en el mundo entero y ha sido traducida a trece idiomas.


Todos sembramos una semilla, cada día con cada acto.
Este relato es un ejemplo de lo que con la dedicación, disciplina y entrega puede lograr.