Joshua Bell en Donosti una joya por descubrir

Esta martes estuvo en el Kursal de Donosti Joshua Bell  con la Filarmonica de Londres y el Dr , Vladimir Jurowski recordé esta bonita historía que muchas veces utilizo.
Hace unos años el  ‘Washington Post’ realizó un experimento
El experimento, planificado por el diario ‘The Washington Post’ , consistía en observar la reacción de la gente ante la música tocada por Bell, uno de los mejores violinistas del mundo, que aceptó la propuesta de actuar de incógnito en el subterráneo estadounidense.
El artista y ex niño prodigio comenzó su recital de seis melodías de diversos compositores clásicos en la estación de L’Enfant Plaza, epicentro del Washington federal, entre decenas de personas cuyo único pensamiento era llegar a tiempo al trabajo.
La pregunta que lanzó el rotativo era la siguiente: ¿Sería capaz la belleza de llamar la atención en un contexto banal y en un momento inapropiado?
En ese momento, Bell, ataviado con unos vaqueros, una camiseta de manga larga y una gorra, comenzó a emitir magia desde su Stradivarius de 1713 -valorado en 3,5 millones de dólares- ante las 1.097 personas que pasaron a escasos metros de él durante su actuación.
En los 43 minutos que tocó, el violinista (nacido en Indiana en 1967) recaudó en su estuche 32 dólares y 17 céntimos -donados a la beneficencia-. La cifra es está muy lejos de los 100 dólares que los amantes de su música pagaron tres días antes por asientos decentes (no los mejores) en el Boston Symphony Hall, que registró un lleno completo.
En cambio, en L’Enfant Plaza, alejado de las campañas de promoción de su arte, fuera de los grandes escenarios y con la única compañía de su violín, a Bell sólo lo reconoció una persona y muy pocas más se detuvieron siquiera unos momentos a escucharle.
Conclusión :

Pasas al lado de una hermosa rosa y ni te das cuenta. En el cielo las palomas vuelan y danzan, dibujando en el aire un precioso poema… y no lo ves. Hay un precioso amanecer… y tú sigues con tus pensamientos una y otra vez.
De más de mil personas… tan sólo una reconoció el talento de Bell en el metro. De la misma forma… en tu vida… no te sorprenda que la gente te ignore o que no te aplauda…. O que te trate como a un mendigo que pide dinero en el metro… Tú guardas un gran secreto en tu interior… pero sólo podrán verlo aquellos que tienen un don especial, una fibra más en sus corazones. Así que deja de preocuparte cuando los demás no te valoren o no te traten como te mereces…. Recuerda que una persona entre mil… entenderá de arte, entenderá de belleza, de humanidad… y sabrá reconocer el tesoro que habita en ti, en tu interior.
Siéntete como una joya por descubrir.
Mira en este vídeo el experimento .