La necesidad de sonreír

Es evidente que el humor produce beneficios, tanto en la propia persona como en los que la rodean. 
No sólo es un antídoto contra el estrés sino que además facilita el acercamiento con otras personas , es un factor interesante para la eliminación de barreras. 
Todos los estudios demuestran que la alegría  y el humor ayudan a vivir, a trabajar mas a gusto y a producir más.

Os dejo con este poema de Ganhi sobre la necesidad de SONREÍR. 

Una sonrisa no cuesta nada y produce mucho,
enriquece a quienes la reciben
sin empobrecer a quienes la dan.
No dura más que un instante,
pero su recuerdo es a veces eterno.
Nadie es demasiado rico para prescindir de ella,
nadie es demasiado pobre para no merecerla.
Da felicidad en el hogar, apoyo en el trabajo,
es el símbolo de la amistad.
Una sonrisa da reposo al cansado,
ánimo a los más deprimidos.
No puede ni comprarse, ni prestarse, ni robarse,
pues es una cosa que no tiene valor
hasta el momento en que se da.
Y si alguna vez tropiezas con alguien
que no sabe dar una sonrisa,
sé generoso, dale la suya.
Porque nadie tiene tanta necesidad de una sonrisa
como el que no puede dársela a los demás.
¿Cuántas veces has sonreído hoy en el trabajo , con la familia, con los amigos…?