Aprender a no juzgar

Aprender a no juzgar y evitar criticar las aportaciones de los demás facilita momentos de aprendizaje que de lo contrario se perderían. Cuando los miembros de un equipo son capaces de comunicar  sus ideas en un entorno de confianza, es como si sus energías se conectaran y se alcanzara un nivel superior de pensamientos y compromisos.
Las agendas ocultas, el politiqueo, la falta de confianza , una estructura demasiado rígida y la poca tolerancia del riesgo limitan la aparición de este tipo de procesos. 
Como coach, he tenido la oportunidad de observar que los directivos capaces de mantener a la gente concentrada en las soluciones y no en los problemas, de conservar un entorno positivo y de animar a todos en colaborar con sus ideas u aportaciones , son mucho mejores manteniendo a los miembros del equipo implicados y productivos.

Este es un buen vídeo que sobre la crítica.