Persigue tu objetivo

Will Smith es uno de mis actores preferidos, y en esta película representa a un emprendedor cuya apuesta no le sale como esperaba. Lo que parecía ser un gran negocio acabó convirtiéndose en una pesadilla que destruye su matrimonio y le lleva a vivir en la calle con su hijo. Después de pasarlo muy mal, su perseverancia le lleva a conseguir un buen trabajo como agente de bolsa lo que le permite reconstruir su vida. Una historia real que te puede ayudar en momentos dificiles. La frase que más me gusta de toda la película es “Nunca dejes que nadie te diga que no puedes hacer algo”