Selección por competencias

Hoy me preguntaba un RH por los sistemas de selección recomendados . Desde mi punto de vista en función de mi experiencia,  los sistemas de selección para resultar eficaces, deben poseer determinadas características.
Lo pimero y principal, deben de identificar adecuadamente quién de entre todos los solicitantes se adapta más al puesto y ofrece la capacidad de desempeño en el puesto que la organización necesita para alcanzar sus objetivos.
 En segundo lugar, ello debe de lograse sin ningún tipo de sesgo debido a características como el sexo, la raza o defectos físicos.
El tercer lugar el sistema de selección debe de tener una buena relación coste eficacia, de modo que el tiempo y el dinero que se dedican a su diseño y puesta en práctica quede justificado por la calidad de las personas seleccionadas que se contraten.
Estas características se pueden conseguir fácilmente mediante el cuidadoso diseño e implantación de un sistema de selección y contratación basado en competencias.

Primero se investigan las competencias necesarias para conseguir un desempeño superior en el puesto a cubrir.
De esta forma, garantizamos que el sistema basado en competencias busque durante el proceso de selección aquellas características que después permitirán a los nuevos ocupantes del puesto conseguir buenos resultados.
Por otra parte, dado un ssitema de selección en base a competencias que haya sido cuidadosamente diseñado y aplicado hace que se seleccione a trabajadores que consiguen resultados, los beneficios derivados de este tipo de sistemas superan con mucho sus costes.
La gestión de recursos humanos por competencias surge como alternativa a la gestión centrada en el puesto de trabajo.
 
Lo que le ha dado tanto bombo al enfoque por competencias es que su perspectiva es más alta (busca la excelencia y no el mero cumplimiento en el trabajo), más profunda (basada en la estrategia y no en las funciones del puesto) y más amplia (mira al futuro a la hora de analizar sus necesidades).
 
Las competencias son comportamientos habituales fruto de los conocimientos, las habilidades, las características personales, las actitudes y motivaciones que permiten a las personas obtener resultados sobresalientes en el trabajo de manera sistemática.
Repito: “Resultados sobresalientes de manera sistemática”.
Ahora, que las demandas aumentan y los recursos disminuyen, necesitamos potenciar y centrar el esfuerzo en los comportamientos deseados, los que se relacionan directamente con el cumplimiento de las metas y objetivos. Al definir, evaluar y trabajar las competencias estamos generando un conocimiento compartido por todos de las acciones, actitudes y resultados que serán valorados, y haciendo que aumenten las conductas deseadas.
Es decir, cuanto más claros estén los comportamientos y actitudes deseados más ajuste habrá entre la estrategia de la empresa y las conductas de las personas, que son las que la hacen posible.
Yo he vivido , implantado este modelo y desde luego es un modelo que si se implanta bien , con coherencia , sin prisas pero sin pausa , con una metodología , involucrando a la propiedad y a los equipos, es un modelo que permite conseguir resultados. Si se implanta deprisa, corriendo, sin sentido, sin acuerdo de la propiedad , de los equipos…. al final  sera una bomba ( en el mal sentido de la palabra).
Si esta en tu mano implántalo con cabeza.