El mantra del talento

Buen libro el que acabo de terminar , 412 páginas ,  el mantra del talento, escrito por José Manuel Casado.
La mayoría de las organizaciones tienen un doble discurso en cuanto a la gestión de personas: uno público y manifiesto, y otro privado y latente. El primero es el habitual de puertas afuera y declara que lo más importante son las personas. El segundo, del que no se hace publicidad, es el que se lleva a la práctica cuando los resultados empresariales no son los esperados y se prescinde de los mejores colaboradores para salvar la cuenta de resultados.
José Manuel Casado en El mantra del talento, analiza las empresas que desarrollan una política adecuada de gestión de personas -las que basan sus decisiones pensando tanto en las personas como en la empresa-, y que, como contrapartida, obtienen los mejores resultados empresariales, llegando incluso a mejorar los de su competencia. Ambos objetivos –personas y cuenta de resultados- son perfectamente compatibles si sabemos gestionarlos correctamente.
José Manuel Casado confirma el principio de la importancia de la participación de la alta dirección en el desarrollo de las personas, al explicar que la gestión del talento excede de los limites competenciales de los departamentos de recursos humanos, y se está convirtiendo en una actividad transversal a las organizaciones.
José Manuel Casado ha conseguido aglutinar en el mantra del talento una obra seria y argumentada, para directivos.
El talento es cosa de toda la organización, no solo de los de siempre. Se nos llena la boca hablando del fomento del talento en nuestra empresa si las cosas van bien, y en cambio si las cosas van mal, se acabo el talento; ahora premia la cuenta de resultados. Parémonos un momento a reflexionar, ¿quién ayuda a mejorar mi cuenta de resultados? El talento, pues entonces no prescindamos de él, a la primera que vienen mal dadas.
Los rápidos cambios económicos, sociales, tecnológicos y políticos han elevado la importancia del talento para el éxito estratégico de las organizaciones…, es importante que las propuestas que hagamos las hagamos desde un puesto de vista diferente, integrador, y por supuesto innovador…
“¿Qué deberían hacer los gestores de talento?”, se pregunta José Manuel Casado. Pensar cuidadosamente en los puestos principales, planificar mejor, ser más imaginativos reclutando y atrayendo gente, crear un mercado interno de talento, configurar una arquitectura de apoyo y soporte y convertir la organización en una empresa preferida para trabajar. “La mayoría no sabe cómo definir el talento, cuanto menos gestionarlo. Sin embargo, no hay otra salida”.

En el libro nos da ejemplos de empresas que están haciendo las cosas bien , en el  tema de la gestión de personas. Muy recomendable para leer.