La acción la llave del éxito

En cierta ocasión, una persona de edad dijo con mucha seguridad: “El éxito se basa en el conocimiento, las personas que son exitosas lo son porque saben y conocen cosas que las personas que no lo son, no saben ni conocen”.

¿Te suena esto lógico? Te diremos que conocemos gente que sabe que debe cambiar su vida, que conoce como cambiarla y que no la cambia.

¿Cuál es el elemento clave, la llave maestra que abre todas las puertas? A lo largo de la historia la gente que ha tenido éxito es la que se ha atrevido a hacer cosas en el tiempo en que los demás soñaban, pensaban, planeaban, temían, dudaban. El éxito está íntimamente relacionado con la capacidad de acción.

Erróneamente el ser humano tiende a decir que el éxito es cuestión de suerte, que está limitado a personas que nacen con una habilidad o don determinado. Que es sólo para personas que reciben oportunidades a lo largo de su vida. ¿Nacen con cierta habilidad o la desarrollan? ¿Reciben oportunidades o las crean?

Cuando alguien se mueve con un objetivo claro es capaz de vencer cualquier obstáculo y hacer de su vida algo mágico. La gente y la sociedad pueden predecir tu destino, sólo tú tienes el poder de determinarlo.

Si hubiéramos nacido con el físico y la habilidad de Michael Jordan es muy probable que nos hubiéramos convertido en multimillonarios dioses del baloncesto y héroes nacionales. Cuanta gente sabe que a MJ le echaron del equipo de baloncesto de su escuela secundaria dos años consecutivos por sus pobres resultados. Su entrenador le decía cosas como: “Este no es un deporte para ti, no sirves”. Si MJ hubiera dejado de “hacer” lo necesario para conseguir sus sueños, independientemente de lo que la gente decía u opinaba, el mundo nunca hubiera visto nacer a un gran deportista.

Nombres como Ghandi, Galileo, hasta Bill Gates entre muchos otros han influenciado en nuestro mundo en distintas épocas basando sus logros en la capacidad de acción y en el atreverse a hacer cosas independientemente de lo que la gente diga, opine o asegure.

En contra de todas las probabilidades hicieron lo necesario para llegar a su meta. Miguel Ángel decía: “Si la gente supiera lo mucho que me esfuerzo para obtener mi maestría, no les parecería tan maravillosa”.

La única manera de que descubras quién eres realmente es poniéndote a prueba, saliendo al mundo a hacer cosas. Solo tú eres capaz de saber a que tipo de pruebas te tienes que someter. El movimiento tiene que ser parte de nuestra naturaleza. Acuérdate que si no estas subiendo estas empezando a bajar.

La capacidad de ponerte en acción es la llave del éxito, pero cuidado, no es sólo cuestión de moverte a tontas y a locas.

Buen fin de semana!!.