Versión 4.4

He de confesar que hoy, cuando estés leyendo este articulo, es mi 44 cumpleaños. Cuarenta y cuatro años de experiencias vividas, dónde con el tiempo he aprendido que me queda mucho por aprender.

He aprendido, que cada vez que quieres algo nuevo en esta vida, es necesario crear el espacio necesario para incorporarlo, de hecho no es importante lo que eliminamos, pues no deja de ser material y aquello que buscamos llega desde la energía del querer.

He aprendido, que las cosas simples aportan más satisfacción que la propia imaginación del querer querer, sin saber apreciar lo que uno tiene.

He aprendido, que he llegado a este punto del camino, acompañada de gente a la que quiero, y de gente que se quedó, y que sin saberlo, sigo queriendo.

He aprendido, que hay valores que mantenerlos me han fortalecido y que otros me han hecho sufrir.

He aprendido, que una sonrisa me ha abierto todas las puertas, y aun hoy sigo sonriendo.

He aprendido, poquito a poco, que la vida son 1440 minutos diarios, y que me quedan otros tantos por vivir.

He aprendido, que acompañar a las personas es mi vocación.

Y ahora a celebrar mis 44 años.

Como dice Xesco Espar hoy he empezado mi versión 4.4 hasta ayer era la 4.3.