Creatividad en las reuniones

El año pasado me certifique en la técnica de los 6 sobreros para pensar, de Edward de Bono, es una de las metodología que utilizo habitualmente junto a la metodología de reuniones delegadas de Alain Cardon ( esta la explicaré otro día).
La semana pasada las volví a utilizar cuando trabajé con un gerente y su equipo , con estas metodologías se consigue que las reuniones sean más participativas y más productivas.
¿En que consiste la metodología de los 6 sombreros para pensar?

Por resumir , el uso de un determinado sombrero, provoca que los participantes asuman una especie de juego de rol interesante :

•El sombrero blanco supone una mirada objetiva a los datos y a la información.
•El negro representa la crítica constructiva y el anticiparse a los aspectos negativo.
•El verde abre la puerta a expresar nuevas ideas, enfoques y posibilidades.
•El amarillo simboliza el optimismo, las ventajas y beneficio.
•El azul aporta el control y gestión del proceso de pensamient.
•Y el rojo, es el que legitimiza los sentimientos y la pura intuición, sin que se nos pida una justificación lógica que los acompañe.

El líder de la reunión “juega” con los sombreros , resulta muy útil que el lider saque a los participantes de su modo de hacer habitual para que piensen de manera distinta sobre el tema que se vaya a tratar, nos da la oportunidad de sin generar enfrentamiento ni ofender a nadie apelar a : “necesitamos sombrero amarillo con urgencia” o “sácate un momento el sobrero negro” o “o nos ponemos el verde o no salimos de ésta…”.

Pensar es el recurso por excelencia.Si embargo, nunca nos damos por satisfechos con nuestra habilidad más importante. Siempre queremos ser mejores. Por lo general, las personas muy satisfechas con su capacidad de pensar son aquellas que creen que la finalidad de la misma es demostrar que tienen razón ( para su propia satisfacción). Si tenemos una visión limitada de lo que el pensamiento es capaz de lograr, no pasaremos de vanagloriarnos de lo bien que se nos da.

La principal dificultad de pensar es la confusión. Pretendemos hacer demasiadas cosas a la vez. Las emociones, la información, la lógica, la creatividad se nos agolpan. Es como intentar hacer malabares con demasiadas pelotas.

La metodología permite al pensador , hacer las cosas de una en una , separar la emoción de la lógica, la creatividad de la información, etc.

Los seis sombreros para pensar nos permiten dirigir nuestro pensamiento, igual que el director de orquesta guía a sus músicos.

La eficacia del método es muy alta. Con el pensamiento paralelo del método, la productividad de las reuniones se cifra hasta de un 500% según las últimas investigaciones. Se trata de un método sencillo,sólido y eficaz, características que explican su difusión en todo el mundo.

Para conocer mas sobre el método les recomiendo primero leer el libro los Seis sombreros para pensar de Edward de Bono, si les convence, hacer un curso sobre como aplicar dicha metodología o contratar un coach de equipo que le ayude a ponerla en practica y después… practicar, practicar y practicar, así verá por usted mismo la eficacia del método.