El libro negro del emprendedor


El libro negro del emprendedor, el escritor catalán, avisa “los errores del emprendedor no suelen ser de gestión, sino errores propiciados, paradójicamente, por la misma fuerza que induce a emprender: la ilusión“. La misma a la que define como “un velo que, a menudo, impide ver la realidad”.

Este libro “realista” está destinado a toda persona interesada en emprender un negocio, de cualquier índole o tamaño, pero en su misión de desencantar a los más ingenuos e idealistas, asemeja la lectura de su obra a un combate de boxeo en el que sólo los más emprendedores superarán los 14 asaltos y, por extensión, el fracaso de su empresa, algo indispensable para alcanzar el éxito en los negocios.

A continuación se enumeran por grupos los 14 factores clave de fracaso.

Respecto a la persona que emprende: emprender con un motivo, pero sin una motivación (1), no tener carácter emprendedor (2), y no ser un luchador (3). Respecto a los socios: contar con socios cuando en realidad puede prescindir de ellos (4), escoger socios sin definir criterios de elección relevantes (5), ir a partes iguales cuando no todo el mundo aporta lo mismo (6), y falta de confianza y comunicación con los socios (7). Respecto a la idea de negocio: pensar que de la idea depende el éxito (8), adentrase en sectores que no gustan o se desconocen (9), y escoger sectores de actividad poco atractivos (10). Respecto a la situación familiar del emprendedor: hacer depender el negocio de las necesidades familiares y ambiciones materiales (11) y emprender sin asumir el impacto que tendrá sobre nuestro equilibrio vital (12). Respecto a la gestión del crecimiento: crear modelos de negocio que no dan beneficios rápidamente y de modo sostenible (13) y ser emprendedor y no empresario, y no retirarse a tiempo (14).

Para facilitar la comprensión de la obra, Trías se sirve de algunos ejemplos a lo largo de cada capítulo.

Trías además acompaña el libro de un Cuestonario Estéril en 15 preguntas para conocer la probabilidad de nuestro éxito como potencial emprendedor.
El autor del libro lo tiene muy claro: “una persona que, tras la lectura de estas líneas, decida no seguir adelante era, con casi toda probabilidad, un fracaso empresarial en potencia, la crónica de una muerte anunciada”, porque animar a emprender a personas que no están preparadas no es fomentar el espíritu emprendedor, es “un ejercicio de irresponsabilidad”.
Buen libro ,te lo recomiendo,