Jugar con el corazón


¡Menuda jornada!
Dos sesiones de Coaching por la mañana con dos directivos, tarde de reunión con Azucena para preparar proyectos de Coaching de equipos que compartimos y después hemos ido a escuchar a Xesco Espar a la ESTE , la Universidad de Deusto.

El Club de Antiguos Alumnos de la Facultad nos ha invitado a una conferencia entorno a su último libro Jugar con el corazón.

Me ha gustado mucho la conferencia que nos ha dado el ex-entrenador de Balonmano del FC Barcelona, en dos horas Xesco nos ha explicado, con ejemplos extraidos de su experiencia como entrenador profesional de balonmano y de su particular forma de ver la vida, de cómo la vida castiga duramente a los que solo hablan, fingen o pretenden y en cambio colma de recompensas, a los que actuan , se transforman y crecen …, a los que la juegan con el corazón.

Nos ha dicho “Tenemos que buscar en nuestra vida secreta, las razones que nos llevan a ser lo que queremos ser – entrenador en su caso-y con razones construir un muro impenetrable a las reacciones de los demás “.

Para empezar a ser quienes somos, y quien podemos llegar a ser , es imprescindible conectar con nuestras emociones. De hecho las emociones mueven el mundo.
Tomar decisiones emocionalmente no significa eludir nuestra responsabilidad y decidir sin pensar o a ciegas, sino aceptar una responsabilidad todavía aún mayor, la de hacernos cargo no sólo de lo que podemos hacer sino de lo que queremos hacer. Decidir desde la emoción no es tan simple como se pueda creer y puede llegar a ser un proceso muy duro, porque implica escuchar nuestros sueños, lo que más nos importa en la vida. Las decisiones racionales sólo tienen en cuenta las circustancias actuales, lo que es posible según las condiciones que hoy tenemos, pero las decisiones emocionales se basan también en lo que visualizamos para nuestro futuro.

“Cuanto mayor el logro conseguido mayor el riesgo asumido” Si hacemos un repaso de todo lo que hemos conseguido en nuestra vida, nos daremos cuenta de que la mayoría de lo que tenemos proviene de las situaciones en que hemos tomado riesgos. Arriesgar no es apostar, en la apuesta no hay crecimiento. En el riesgo hay preparación.

En la vida, o tienes objetivos o perteneces a los objetivos de otras personas.
Nunca permitas que tus circunstancias actuales influyan en tu definición de objetivos.

¿Cómo trabajar en equipo?
Para Espar las verdaderas claves para trabajar en equipo son la generosidad: hoy por ti, mañana por mí. La humildad o dejarse ayudar. El compromiso, es decir, seguir sudando al máximo cuando el asunto deja de ser divertido porque hay dificultades, y el entusiasmo que se contagia
El entrenador tiene que ser el primer preocupado por contagiar entusiasmo.

Liderar es emocionar. ¿Porque?

“Liderar es encauzar en la misma dirección las acciones de los demás. No se trata de llegar y ordenar, porque aunque nos hiciesen caso, si la conducta no sale de dentro, es más que posible que la agente afloje al primer, segundo o tercer contratiempo.
El esfuerzo supremo no se realiza porque te lo manden, sino porque lo crees necesario. Son las creencias sobre aquello que es posible y deseado lo que nos lleva a dejarnos la piel en el intento ya levantarnos incluso antes de tocar suelo cuando caemos”.

Dice “Sólo conozco una manera de influir en las creencias de la gente: acercando estas a emociones poderosas. Pintar un futuro emocionante y contagiarlo a los componentes es la manera más rápida de fusionar las creencias en el colectivo”.

Estas cosas y de muchas cosas mas habla en su libro Jugar con el corazón ,editado este febrero del 2010. Os aconsejo leerlo.
Se trata de un volumen ligero -129 páginas- disfrutable por cualquier persona aficionada o no al balonmano en el que Xesco simplifica la raza humana en tres categorías: las personas que no se enteran de nada; las que sí se enteran; y las que hacen que las cosas se realicen. ¿A cuál de estos tres grupos perteneces?

Para terminar, dos recomendaciones de Xesco Espar: si quieres desarrollar tu máximo potencial contrata un Coach, o pon en marcha un peer group.
Gracias Xesco por compartir con nosotros tus experiencias y tu forma de ser.
Gracias a la ESTE, al Club Alumni a Innovandis por traer a este fabuloso ponente. ¡¡¡Bravo!
Firmado: Una antigua alumna y antigua jugadora de balonmano.