El coworking

Un nuevo modelo laboral está surgiendo ayer lo ví en Bilbao. Freelances, creativos y emprendedores se están agrupando para compartir un espacio de trabajo que pueda enriquecer sus conocimientos, crear sinergias y formar una comunidad que vaya más allá de las relaciones laborales.

Es el emergente coworking, una fórmula importada de EEUU con la que los profesionales independientes que trabajan para diferentes empresas o sectores se unen y llegan incluso a alquilar oficinas conjuntas para no tener que trabajar desde sus casas o afrontar individualmente el pago de una oficina.

El cotrabajo no sólo se reduce a compartir lugar de trabajo, gastos de luz, de alquiler y de conexión a Internet. Se logra un entorno laboral que cuenta con infraestructuras diferentes a las de las propias casas, ya que por norma general, los espacios de cotrabajo cuentan con salas de reunión a disposición de los usuarios, proyectores de vídeo, fotocopiadoras y demás artículos de los que normalmente un hogar no dispone, ayer lo en Bilbao y me pareció un sitio excelente se llama Agora.

Sin embargo, no es un centro empresarial, ya que quienes trabajan para diferentes empresas no se encuentran aislados ni separados entre sí: Entre los ocupantes de los despachos de la incubadora no suele haber mucha comunicación; cotrabajar, en cambio, es disponer de un espacio abierto, lleno de gente de diversas disciplinas con la que poder colaborar y generar sinergias.

En muchas ocasiones, los usuarios de estos espacios de coworking colaboran entre sí, se traspasan contactos y clientes e intercambian experiencias y consejos.

El perfil predominante entre los cotrabajadores es el de personas dedicadas al sector servicios y con una edad comprendida entre los 40 y los 54 años, aunque cada vez se están uniendo más jóvenes de entre 29 y 39.

El coworking permite reducir gastos a muchos trabajadores, y en EEUU ya hay muchos empleados que han pactado con su empresa trabajar desde sus casas o desde centros de este tipo 2 ó 3 días por semana para disminuir los gastos en kilometraje.

Cada vez está ganando más adeptos en Europa y quién sabe si llegará a convertirse en el modelo de trabajo del futuro.

De aquí a unos años cada vez se va a hablar mas de ello.

Si quieres emprender esto es una buena formula a tener en cuenta.