¿Qué es el coaching ejecutivo ?


La coyuntura actual ha llevado a las empresas a emprender iniciativas con vistas a la mejoría de la innovación y la productividad. Debido a ello, cada vez son más las empresas que utilizan el coaching ejecutivo para lograr sus objetivos. Además de capacitar a sus empleados con cursos y maestrías on line o presenciales.

¿Qué es el coaching ejecutivo?

Es una metodología personalizada a través de la cual los ejecutivos descubren sus flaquezas y potencian sus fortalezas, aprendiendo a desarrollar su talento. Este proceso de acompañamiento profesional ayuda a los directivos a conectarse con ellos mismos y con sus equipos, lo que fomenta un clima laboral de mayor satisfacción y rendimiento. Hoy en día, el desarrollo personal es el motor del crecimiento empresarial. La clave del éxito radica en marcar bien los objetivos y ejercer un liderazgo basado en la inteligencia emocional, y el coaching ejecutivo muestra precisamente cómo lograrlo.

¿Qué ámbitos trabajas con los altos directivos?

Les acompaño en el proceso de aprender a transformar las metas en objetivos, a delegar, a hacer equipo y a gestionar mejor el talento, el tiempo y el estrés. A través de una conversación consciente y transformadora, el coaching les ayuda a conocerse más en profundidad, lo que a su vez mejora la gestión de sus emociones y su interacción con los demás. Como coach, no les digo a mis clientes lo que deben hacer o cómo tienen que actuar. No les intento “dirigir”, sino que les acompaño en su proceso de crecimiento personal y profesional, realizando las preguntas adecuadas para que sean ellos quienes encuentren sus propias soluciones.

¿Qué impacto está teniendo la crisis entre los ejecutivos?

La crisis pone de manifiesto las carencias del sistema y de las empresas, que son un reflejo de nuestras propias carencias como seres humanos. En el caso de los ejecutivos, muchos todavía son escépticos y optan por resistirse al cambio. De ahí que la rigidez, el autoritarismo y el abuso de poder sigan definiendo la conducta de los “jefes”, que hoy por hoy son mayoría. Sin embargo, su estrategia ha demostrado ser muy poco efectiva a medio plazo. Y en este escenario de mejora es donde el coaching ejecutivo está afianzándose como una herramienta clave para transformar a los “jefes” en “líderes”, un cambio requiere humildad y coraje.

¿Qué es para ti el liderazgo?

El liderazgo consiste en tener la visión necesaria para fijar un objetivo y guiar a un equipo de personas para lograr su consecución. Eso sí, el liderazgo realmente inspirador es el que se lleva a cabo siendo coherente con una serie de valores, predicando con el ejemplo. Aunque la codicia haya convertido el mundo en un negocio, para los verdaderos líderes no todo vale. Es decir, que el fin nunca justifica los medios. Y para no caer en la tentación se requiere una auténtica vocación de servicio, fundamentada en el carácter y la consciencia.

¿A qué te refieres?

A mi modo de ver, el liderazgo consiste en servir a los demás. Es decir, en desarrollar la empatía hacia los colaboradores, detectando y atendiendo sus necesidades, tanto técnicas como emocionales, para que así puedan ejercer su función de la mejor forma posible. Así, el líder trabaja por y para su equipo. Está comprometido consigo mismo, con el desarrollo del talento de sus colaboradores y con la sana evolución de su empresa.

¿Qué se requiere para dejar de ser un jefe y convertirse en un líder?

Trabajar la inteligencia emocional, forjar el carácter de forma consciente y ser coherente con los valores que rigen tu vida. De ahí que el verdadero liderazgo se construya siempre desde adentro y se fundamente en la integridad. Para poder liderar a los demás es imprescindible aprender a liderarse a uno mismo. Una vez sabes quién eres y te comprometes con tu función profesional, te das cuenta de que no hay mayor éxito que hacer felices a las personas con las que trabajas. Así, el verdadero líder no se pregunta ¿qué pueden hacer los demás por mí?, sino ¿qué puedo hacer yo por los demás?